Clicky

Menu

Una niebla muy intensa detuvo un partido de fútbol a los 58 segundos

El problema fue que los jugadores no podían verse unos a otros, y si vamos al caso, casi no se podían distinguir a sí mismos.

Es posible que el árbitro Neil Hunnisett, se hubiese puesto un poco necio al iniciar el encuentro entre Saint Austell y Bodmin. Desde el inicio el clima no era nada favorable. Pero lo cierto es que al iniciar, por más voluntad y espíritu competitivo que pusieron los competidores, no fue posible llevar adelante el partido de fútbol.niebla muy intensa detuvo un partido de fútbol

Incluso los espectadores desde las gradas, estaban desorientados, ya que no parecía posible saber qué era lo que estaba pasando concretamente. Uno de los presentes dijo: “Solo sabíamos que habían comenzado porque escuchamos el silbato del árbitro”.

Por su parte, el entrenador del equipo Bodmin, dijo: “Era obvio antes del comienzo que la niebla era muy espesa para jugar. Mis jugadores estaban listos para este encuentro y es muy decepcionante que debamos tener que pasar por todo esto otra vez”.

El director de equipo del Sain Austrell, Phill Lafferty dijo en cambio: “No fue una buena noticia para ninguno de los presentes, pero tratamos de sacar algo de la noche, como la ejecución de una sesión de entrenamiento”.

El dinero de las entradas fue devuelto a todos los presentes. La comisión organizadora deberá determinar cuándo volverá a producirse el encuentro el siguiente mes.

Lo curioso es que este no es el partido de fútbol más corto de la historia. En el mundial de 1998, en el enfrentamiento entre Estonia y Escosia, el partido terminó a tan solo 3 segundos. Estonia boicoteó el encuentro por una cuestión relacionada con las luces del estadio Kadrioru, en Tallinn.

De esta forma esta niebla muy intensa detuvo un partido de fútbol. Fue la consecuencia de un fenómeno de la naturaleza. Lo único que se puede hacer es esperar a que se disipe.