Clicky

Menu

Una bola de bingo definió quién gobernaría un municipio peruano

En muchos países se discute largamente como definir una situación de balotage o segunda vuelta, cuando dos candidatos han obtenido prácticamente la misma cantidad de votos. Pero en Perú, para definir quién sería el alcalde de una municipio peruano, lo definieron un una bola de bingo.

Y aunque no lo parezca esto está considerado por parte de la legislación electoral peruana, que establece que si dos o más candidatos han obtenido el mismo número de votos, la situación se definiría con un sorteo público.

18En las pasadas elecciones que se llevaron a cabo en Santa Bárbara de Carhuayán los candidatos principales habían obtenido 124 votos exactamente. Por esto se recurrió al sorteo, para lo cual se utilizó un bolillero como el del bingo. Eso fue lo que detalló el Jurado Electoral Especial a la prensa.

En el interior se colocaron dos esferas plásticas que dentro contenían el nombre de cada uno de los candidatos. Le esferita fue la que definió al siguiente gobernador del municipio.

El ganador mediante este método tan poco ortodoxo fue Roque Contreras, quien ya había estado al frente durante el período anterior. De modo que así fue reelegido para continuar en su puesto. Tiene 57 años y es maestro de escuela primaria.

Pero este no fue el único caso. En un caso anterior consta que en un municipio de Cusco se había producido una situación igual que se definió lanzando una moneda. Suena como una situación aún más particular.

Créase o no, algunos pueblos disponen definir de manera muy simple alguna situaciones complejas. Mientras que en otras naciones anuncian una segunda votación acompañada de nuevas campañas en los medios, en Perú un sorteo define cual es el ganador en esta competencia.