Clicky

Menu

Un loro que repite las discusiones de sus antiguos dueños

De todos los resultados indeseables y posibles de un divorcio, encontrar un loro que repite las discusiones de sus antiguos dueños, no es lo que alguien suele imaginar. Pero Melocotón, quien ahora tiene una familia nueva, ha demostrado estar tan traumatizada como un hijo cuyos padres se han divorciado.

Dicen que para conocer un hogar, bastará con poner a un loro que luego de escuchar las conversaciones más frecuentes, las termina haciendo parte de su diálogo diario. De esta manera, estos animalitos tan capaces, pueden terminar repitiendo cosas tales como groserías, o las frases que más se dicen con más frecuencia.

Melocotón vivía con un matrimonio que evidentemente no se llevaba bien. De manera habitual terminó escuchando las mismas discusiones, en la cual esta pareja terminaba gritándose y recriminándose todo tipo de cosas.loro que repite las discusiones

El animalito se las aprendió de memoria, casi palabra por palabra. Es posible que también haya quedado afectado por el clima tenso y angustiante de ese hogar roto, como suelen sentir la mayoría de los animales.

El pájaro terminó viviendo en una nueva casa. Más específicamente con Elainge Sigmon y su esposo Don, de Carolina del Norte. Un día descubrieron que Melocotón comenzó a manifestar el más traumático escenario de discusión y peleas, en algo que era un tanto perturbador, pero al mismo tiempo muy gracioso.

Se dieron cuenta que cada palabra, se había grabado en la memoria del ave. De repente, tenían un loro que repite las discusiones de sus antiguos dueños. Es algo que hace por instinto, pero que al mismo tiempo es gracioso. Involuntariamente, el ave se convirtió en un delator de trapos sucios de su familia previa.

El loro recita los argumentos de manera regular, y su dueña lo describe como hilarante. Aseguró que esto empezó, varios días después de la llegada de Melocotón, cuando der repente comenzó a manifestar esta conducta.

Fue en un momento en que su esposo se sentó cerca del animal, que comenzó a señalarlo con la cabeza de manera agresiva, como si señalara con el dedo en una discusión. No se comprende todo lo que dice, pero la idea general se entiende.

Estas aves, reproducen frecuentemente lo que sea, por lo que ver a un loro que repite las discusiones de sus antiguos dueños, en realidad no es inusual.

Etiquetas:,