Clicky

Menu

Ríete con el Vals del Error que le pone humor a la danza clásica

Jerome Robins fue un magnífico coreógrafo con un genio creativo inigualable. Fue el responsable de las puestas musicales de famosos filmes y de esta creativa visión del valet clásico que se conoció como el Vals del Error.

Los filmes El Rey y Yo del año 1951, West Side Story y Gipsy, fueron los filmes más reconocidos en esta materia con galardones y se convirtieron en un referente para otros artistas de la época. Pero su mayor obra se pudo observar en las compañías Joffrey, y el NYCB del que llegó a ser el Ballet Master.

Su desarrollo en la ciudad de Nueva York fue el fundamento a través del cual se inspiró para ser uno de los mejores en el teatro musical.   Comenzó como bailarín en el American Ballet Theatre y con el tiempo creó la coreografía exitosa de Fancy Free.

El Vals del error en particular es un trabajo grandioso, que no es muy conocido. Es una escena de danza clásica, con muchos errores deliberados, que hacen reír al público, siguiendo las notas de Chopin.

De alguna manera, Jerome Robins parodia la extrema disciplina del ballet, mostrando una pieza cuya coreografía ha quedado completamente desarticulada. Y aunque parezca fácil perder el control, en realidad es también una demostración maestra donde se coordinan errores al compás de la música.

La pieza se dio a conocer en la década de 1970. Pero en los últimos años, varias compañías de danza las han reflotado, como un aporte fresco y original a nuevos espectáculos.

Esta puesta en escena es del Vienna State Opera, que tuvo mucho éxito y que se ha convertido en viral. Si alguna vez pensaste que la danza clásica es aburrida y demasiado formal, el Vals del error te demostrará todo lo contrario.

Etiquetas: