Clicky

Menu

Pobres Pero Creativos. Mira Cómo Solucionaron sus ¡Peores Problemas!

Todos queremos vivir bien que nuestras necesidades se vean satisfechas y ser felices. Pero como no todos hemos tenido la suerte de haber nacido en cuna de oro, la necesidad, de cualquier tipo, nos lleva a hacer cosas inesperadas y creativas para lograr nuestros objetivos, sean del tipo que sean. “La necesidad tiene cara de hereje”, decía mi abuelita y como en tantas otras cosas, no se equivocaba. Pero en este video podemos ver que la necesidad fomenta la creatividad. Los protagonistas de este video tienen varias cosas en común. La primera, es que debieron buscar una solución para un problema de índole diversa. La segunda, no tenían a la mano una infinidad de recursos económicos, más bien todo lo contrario, por lo que la solución debió encontrarse buscando elementos que estaban a la mano . La tercera, todos fueron muy “originales” y creativos para solucionar su problema. Estos pobres, conservaron su buena energía y compartieron con el mundo los inventos más insólitos. Hay reparaciones nunca antes vistas, realizadas con elementos cotidianos como botellas de plástico, maderas y has CD’s. Objetos que en otras manos caerían en desuso, pero estos pobres son verdaderos expertos en reciclaje. No pararás de reír cuando veas hasta donde fueron capaces de llegar.

Estos pobres aman la naturaleza, encontraron maneras muy originales de reciclar elementos que estaban a punto de ser desechados y que nadie más usaría. En definitiva, nos están haciendo un gran favor a todos. A quién se le ocurrió que una vieja silla de hierro podría usarse como una parrilla improvisada para asar carne y chorizos, solo a un genio… o a un pobre. El padre que cuida de su seguridad y la de su pequeña improvisando un chaleco salvavidas merece un capítulo aparte. Ese buen hombre nos enseña sobre seguridad a la hora de meternos al agua, buscando una opción que lo protegiera, y también nos habla de un estupendo manejo del miedo al ridículo. Se va directo a las olas sabiendo que tiene a su alrededor algo que seguro va a llamar la atención de todos los demás que están en la playa.

En la medida que avanza el video tu primera impresión va cambiando y piensas, en el mejor de los casos… ¿Cómo se le pudo ocurrir esto? Y es cierto, lo pensaron y lo ejecutaron. A quién se le podía haber ocurrido improvisar una regadera con un envase de plástico vacío, a un genio o a alguien tan pobre que no tenía para ir a comprar una roseta nueva. Creo que quien improvisó esa reparación tiene ambas cualidades.

Etiquetas:, ,