Clicky

Menu

Conoce al hombre que se filma sonriendo durante cuatro horas para subirlo a YouTube

YouTube, el canal de videos más popular de Internet, tiene materiales para todos los gustos, incluyendo los más estrafalarios. Y en este caso, un hombre que se filma sonriendo durante cuatro horas, se presenta como una definición bastante precisa de este tipo de comportamiento.

Se llama Benjamin Bennett se ha hecho popular con su canal, en dónde no hace más que subir videos en dónde permanece sentado en una posición de meditación, sonriendo invariablemente mientras mira a la cámara. Tan solo eso, sin bloopers, sin escenas de acción. Nada más.

Su video más popular es el número 25, que obtuvo casi 200 mil visualizaciones. Entonces comenzó a generar cierta polémica en torno al propósito o lo que sea que lo impulsa a tomar cuatro horas diarias solo para sonreír como una estatua.

Dado a la pose en la que se sienta, muchos supusieron que se trataba de un ejemplo completo de meditación. Llevar adelante semejante propuestas es una muestra de concentración y disciplina.

Otros en cambio asumieron que se trata de alguien con problemas mentales. En realidad no parece haber mucha lógica en un hombre que se filma sonriendo durante cuatro horas, tan solo para subirlo a YouTube.hombre que se filma sonriendo durante cuatro horas

Ni bien vio que su popularidad iba en aumento, Benjamin aceptó dar una entrevista, solo para desmentir que fuera un monje o que estuviera loco. El objetivo de los videos, resultó ser un rotundo porque sí.

Aseguró que no tenía un motivo determinado para hacerlo. Dijo que era algo que le faltaba al Internet, que parecía ser algo que tenía que ser hecho y que nadie lo haría. Afirmó que no había un verdadero propósito.

También contó que su correo estaba lleno de personas que le preguntaban el por qué lo hacía, pero que él no creía que esa pregunta fuera aplicable para este tipo de actividad. Según su opinión esto podría colocarse dentro de una representación de arte en contexto, dado que estaba realmente interesado en las representaciones de arte y en la estética relacional.

La única preparación previa de Ben es tomar agua e ir al baño previamente. Respecto a alimentarse, afirmó que durante los días que hace esto, no ingiere demasiados alimentos. No parece ser algo que necesite demasiado.

Así es la vida de este hombre que se filma sonriendo durante cuatro horas, y coloca este bizarro material en YouTube. Cómo dice en sus canciones Joan Manuel Serrat…cada loco con su tema.