Clicky

Menu

5000 australianos libraron la Guerra de Tomates, inspirada en La Tomatina de España

Los tomates no están destinados necesariamente para las salsas o las ensaladas. Esto quedó demostrado cuando 5000 australianos libraron la Guerra de Tomates, copiando el encuentro conocido como La Tomatina, que en España tiene el mismo fin. En este caso se utilizaron 30000 tomates que sirvieron como proyectiles en esta fiesta alocada y muy roja.

El suceso tuvo lugar en el Hipódromo de Flemington en Melbourne el sábado pasado. Allí se libró la Guerra de Tomates, donde todos los presentes se los arrojaron, hasta quedar empapados en gran cantidad de jugo de este vegetal.01

Los organizadores anunciaron que los participantes debían llevar anteojeras de seguridad y preferentemente trajes de baño. De todas maneras, dos personas fueron hospitalizadas, aunque no se conoce la naturaleza de sus lesiones.02

Ante la polémica sobre el desperdicio de comida, en un mundo donde algunos no tienen que comer, también comunicaron que los frutos estaban destinados a ser eliminados. En consecuencia, tuvieron al menos un uso positivo para la fiesta.03

“Todos los tomates utilizados en nuestras batallas están muy maduros, y no son aptos para el consumo humano”. “Estos tomates son los que los bancos de alimentos ni siquiera utilizan para dar de comer a las personas carenciadas, por lo que debían ser eliminados” dijeron los organizadores.

04

En España, La Tomatina es una fiesta callejera que se celebra en el municipio de Buñol. Es un festejo que coincide con la del santo que apadrina a esta ciudad y se celebra durante una semana.

Está acompañada también con la realización de comidas tradicionales españolas como paellas, y la degustación de vinos tradicionales. Pero a pesar de también haber sido criticada en su momento es una festividad que tiene sus reglas, para llevar la fiesta de la forma más saludable posible.

No está permitido arrojar botellas de vidrio que pudiesen lastimar a los participantes, los tomates se deben aplastar antes de lanzarlos para no dañar a ninguna persona y todos deben llevar anteojeras protectoras y guantes.

Esta versión australiana conocida como la Guerra de Tomates, tiene recién algunos años. Solo resta ver qué características les pondrán ellos a este tipo de juego.